El director de ‘Vida Nueva’ recibió el Premio “Lolo” de Periodismo Joven de la UCIPE

“Todavía me siento becario”

Visiblemente emocionado, José Beltrán, recogió por fin el “Lolo” de manos de Carlos Romero, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas.

“En estos momentos pasa por mi cabeza el agradecimiento constante, agradecimiento a todos los que me acompañáis, pero también a Dios.En el movimiento calasancio, cuando recibimos la pañoleta, repetimos: ‘Yo, agradecido a Dios por todo lo que me ha dado’. Y así es como me siento”.

“Como decía el beato Lolo, los periodistas están llamados a ser catedráticos en la universidad de la Verdad. Y yo todavía me siento becario”, se sinceró el director de Vida Nueva, al recoger un galardón “tan completamente inesperado como inmerecido”. “Siento mi profesión como verdadera vocación, con esa ilusión que sienten los becarios, que no encuentran horas para dedicarle al periodismo”.

Como no podía ser menos, también tuvo palabras para el semanario Vida Nueva, que dirige desde octubre de 2014: “Vida Nueva me ha enseñado a mirar el periodismo con unos ojos nuevos: hacer periodismo religioso no es hacer un periodismo fácil, muchas veces es incómodo. Pero, tal y como me recuerda siempre el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, el periodismo religioso no es un periodismo de sacristía, implica ser incómodos, como lo es el papa Francisco: incómodos para todas aquellas personas que todavía no miran con misericordia al mundo”.

MARÍA PÉREZ (Vida Nueva)

Frío y lluvia, sí; pero también decenas de amigos, compañeros de profesión y familiares acompañaron al director de Vida Nueva, José Beltrán Aragoneses, durante la entrega del Premio “Lolo” de Periodismo Joven de la Unión Católica de Periodistas e Informadores de España (UCIP-E) en la mañana del domingo 8 de mayo, Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Un premio “tan completamente inesperado como inmerecido”, según el galardonado, quien no dudó en afirmar: “Siento mi profesión como verdadera vocación”.

El Colegio Mayor Universitario San Pablo CEU fue el lugar elegido para la entrega del premio a las 12:00 de la mañana. Antes, a las 10:30, una capilla repleta de personas celebraba la Eucaristía con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, retransmitida por La 2 de Televisión Española.

Una “notable trayectoria periodística a su edad”

Álvaro de la Torre, secretario general de la UCIP-E, fue el encargado de leer el acta de la concesión del premio: “Los miembros del jurado han estimado la notable trayectoria periodística que atesora José Beltrán a su edad, siempre desarrollada con un nítido compromiso cristiano, y el buen desempeño en su nueva responsabilidad como director de uno de los semanarios de información religiosa más importantes, como esVida Nueva. Igualmente, se ha valorado su labor de laico comprometido con la pastoral y su vinculación con diversas obras evangelizadoras”.

Por su parte, el presidente de la UCIP-E, Rafael Ortega, recordó que la decisión de entregar el premio a José Beltrán “fue una decisión fácil, dadas sus cualidades, que yo resumiría en una: su profesionalidad”.

“Afirmar hoy que somos periodistas y católicos es casi una provocación, pero somos muchos en todo el mundo, más de los que algunos imaginan”, aseguró Ortega, quien recordó en su discurso las palabras del papa Francisco al inicio de su pontificado: “Quisiera pedir a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos ‘custodios’ de la creación, del designio de Dios”.