LA IDEOLOGÍA, TRAS EL 23% DE DELITOS DE ODIO

ELENA MENGUAL, EN EL MUNDO

Interior registró 1.324 agresiones en 2015, la mayoría por racismo y xenofobia, aunque muchos de los casos permanecen ocultos

Casi cuatro delitos de odio al día en España. Las Fuerzas de Seguridad detectaron el pasado año 1.324, lo que supone un aumento del 13% respecto a 2014, si bien este incremento se debe a la incorporación de dos modalidades: delitos por discriminación en razón de género y por ideología.

Y es precisamente esta última categoría la que pasa a ocupar el segundo puesto en el ranking de las motivaciones del odio, solo por detrás del racismo y la xenofobia. «Hablamos de ideología entendida como las ideas fundamentales compartidas por un sector de la sociedad en materia de política, cultura, deporte, moral….», ha explicado el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, quien presentó ayer un avance del balance de 2015.

Del total, la mayoría (506, el 38,2%) fue por racismo y xenofobia, un 6,5% más que en 2014. Le siguen los ataques por ideología (308, el 23,3%), si bien no puede calibrarse si ha habido variación respecto al año anterior porque en aquel balance no se incluía esta categoría. Sí pueden compararse los ataques a personas con discapacidad: 224, casi el 17%, lo que implica un incremento del 12,6%.

Los delitos por orientación e identidad sexual (168), bajaron un 67%, una caída que en realidad se debe a que en el anterior balance se incluían en esta tipología delitos en razón de género. Precisamente éstos supusieron el 1,8% del total. Continúan en aumento los delitos contra personas sin recursos: 15 en 2015, un 36% más que en 2014, si bien podrían ser muchos más, dado que este es el tipo de delito de odio que menos sale a la luz por las características y situación de sus víctimas. Por el contrario, los delitos por antisemitismo –(nueve , un 0,7% del total)– caen un 62,5%.

Fernández Díaz ha explicado que el aumento del 13% de los delitos se debe a un perfeccionamiento en la metodología y recogida de datos, así como a la introducción de las dos nuevas modalidades. El balance definitivo verá la luz dentro de dos semanas.

Por tipologías delictivas, se registraron 240 lesiones (18,1%), 205 amenazas(15,5%), 113 injurias (8,5%) y 88 actos racistas, xenófobos y de violencia en el deporte (8,5%). En 86 casos hubo daños (6,5%), y hay constancia de 58 delitos de abuso sexual, de 49 vejaciones de carácter leve, además de 38 delitos contra la Constitución.

En lo referente a víctimas, el 60% fueron hombres frente al 40% de mujeres, y más del 10% menores, un dato inferior al de años anteriores, algo que el ministro ha atribuido a las medidas tomadas en este ámbito. No obstante, ha destacado que en 2015 fueron detenidos por delitos de odio 60 menores, una cifra «que implica especial alerta». Los ataques por racismo y xenofobia y por ideología se dirigieron mayoritariamente a hombres: en el 59% y en el 77% de los casos, respectivamente. También en los delitos por aporofobia la mayor parte de las víctimas fueron varones (69%).

«El Gobierno está en funciones, pero no así los delincuentes» , ha recordado el ministro al referirse a las iniciativas previstas para 2016. «Estamos en el principio del camino en la lucha contra los delitos de odio, porque muchos no se denuncian, no salen a la luz».

Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia, ha manifestado su satisfacción ante el «notable avance» registrado en los últimos tres años «que coloca a España en el número uno a nivel europeo en la lucha contra los delitos de odio». Sin embargo, ha insistido en que «nos encontramos en una situación de infradenuncia con una cifra oculta del 80%». Según sus cálculos, los delitos de odio en España ascenderían a 4.000 al año.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.